La Punta del Diablo, que da nombre a este precioso balneario de la costa del departamento de Rocha, es un fino brazo de piedra que se adentra, orgulloso, en las aguas del Atlántico, invadiendo sus dominios de oleaje y viento, pero conformando al mismo tiempo una bahía de aguas apacibles, mansas, de vistosos colores verde esmeralda y azules añil y zafiro, que invitaban al baño, el buceo y, en general, el disfrute.

En torno a la bahía y su "diabólica" punta de piedra, se extiende un mosaico multicolor de antiguas cabañas de madera y paja, pintorescas casillas y dulces ranchos, muchas de ellas trepando por el Cerro Rivero, o esparciéndose por las dunas de arena fina. Otras veces, estos encantadores hogares asoman, casi como apariciones espectrales pero emocionantes, entre las eventuales manchas boscosas de pinares, eucaliptos, guayabos y acacias, diseminadas por el amplio paisaje natural de Punta del Diablo.

No es raro quedarse ensimismado, observando en silencio y con la mente en paz el lento transitar por las olas de alguna barquita de pescadores. Aquí son especialistas en la pesca del tiburón, pero también de la brótola, la raya y el marisco fresco, ingredientes todos ellos indispensables en las cartas y menús de los restaurantes y posadas de tan incomparable paraje.

Un lugar, indudablemente, que enamora a primera vista. Con un ritmo de vida pausado y tranquilo, marcado en todo momento por el carácter cordial y amable de sus gentes, el balneario dispone asimismo de numerosos establecimientos hoteleros, bares, restaurantes, bungalows y cabañas de alquiler, y varias tiendas de arte y artesanía local (algunas tan interesantes como La Mano del Diablo, Gastón Carvalho, Winteka, la joyería de Arcadio, Néstor Ventre, o las obras del escultor Jose H. Betancor, entre otras).

Punta del Diablo también se ha ganado una excelente reputación entre los amantes del surf y windsurf, por sus olas de hasta 2 y 3 metros de alto, en las Playas del Rivero y De La Viuda. Las olas están presentes durante todo el año, aunque los mejores meses son los que van de octubre a noviembre, y de marzo a mayo, según los expertos.