Pueblo Suizo se ha convertido, por méritos propios, en uno de los destinos turísticos más demandados de la costa uruguaya. Un rincón privilegiado sin duda, que permite combinar en un todo armónico tanto las ventajas de la paz y el relax de estar inmersos en la naturaleza, con fabulosas playas de aguas cristalinas y arena fina a apenas 200 metros, y verdeantes jardines y céspedes, con los mejores servicios de restauración y hoteleros.

Pueblo Suizo no deja indiferente a nadie. Ofrece magníficos bungalows, de diversos tamaños y capacidades de alojamiento, desde dos dormitorios, uno con cama matrimonial y sofá cama de dos plazas en la sala de estar, hasta con dos camas twin más sofá-cama, igualmente de dos plazas.

Además, cada bungalow cuenta con las más amplias comodidades: TV directa y DIRECTV, comedor y cocina completamente equipados (horno, microondas, freezer, vajilla, batería de cocina,...), baño completo con secador de pelo, aire acondicionado (frío-calor), cofre de seguridad,...

Además, vienen incluidos en el precio las parrillas y equipamientos del jardín, los desayunos, y servicios de hotel (mucama, toallas de baño y piscina,...) en general, con disfrute integral de todas las instalaciones del complejo turístico, incluida la fabulosa piscina cerrada con jacuzzi y tobogán, toda una delicia sólo accesible para los clientes del hotel-balneario.

Como detalle interesante, se pueden degustar los más exquisitos bocados de la gastronomía centroeuropea, principalmente suiza y alemana, como riquísimas fondues, acompañadas de buenos vinos de importación y nacionales, y, cómo no, platos selectos de la cocina uruguaya, elaborados con esmero. Atención personal, trato amable y servicial, instalaciones modernas, relax, ambiente encantador y natural... todo eso y más pueden esperar de Pueblo Suizo.